Ficha 1ª Sesión

“Uno debe llegar a la meditación en forma placentera.
No se tra­ta de concentración, se trata de relajación.
Cuando estás completamente relajado
comienzas a sentir tu propio ser.

Por eso es necesario aban­donar toda actividad,
al menos algunos momentos al día.
Una vez que has aprendido el arte del des­canso,
puedes estar activo y reposando al mismo tiempo,
pues ya sabes que el descanso es algo tan íntimo
que nada que provenga de afuera puede perturbarlo.”

Osho

Lectura semana 1

Tolle, Eckhart: El Poder de Ahora, Cap. 1: Usted no es su mente (ver pdf)

Conceptos Relevantes:

  • La mente es un instrumento magnífico y a la vez una adicción, un instrumento que “se ha apoderado” del Ser.
  • La conciencia de los seres humanos en su estado habitual está interferida por pensamiento compulsivos, involuntarios y automáticos. El pensar se ha vuelto una adicción.
  • Las personas nos identificamos con nuestros pensamientos, con la mente, derivamos nuestro sentido de identidad del pensamiento. El Ego es la representación mental de uno mismo.
  • Existe la capacidad de observar el pensamiento: la consciencia testigo. Eso es en el fondo la meditación.
  • Hay 2 identidades: el Ego, representación mental de uno mismo (“identidad ilusoria”, en las tradiciones místicas) y el Ser, presencia o conciencia testigo (nuestra “verdadera naturaleza”, en las tradiciones místicas).

Te sugerimos también ver el siguiente video de Mooji  «A simple Meditation»

Práctica de la meditación, semana 1

Muy importante

Escojo de antemano el lugar para Meditar en mi casa, en el que pueda estar cómodo/a, haya una atmósfera de quietud y armonía, y poco ruido. Y me a aseguro de no ser interrumpido mientras haga los ejercicios. Para esto, aviso a las personas que viven conmigo, que estoy haciendo este curso y que haré estas prácticas de meditación varias veces a la semana.

Decido y programo un horario para la práctica: es importante decidir de antemano que voy a dedicar este día 20 a 30´a los ejercicios y no condicionar la práctica a si “me queda tiempo disponible”. Dos horarios recomendables son en la mañana temprano antes de ir trabajar, o en la tarde-noche antes de la última comida. Pero puede ser en cualquier momento que disponga del tiempo suficiente y me acomode.

Bitacora: ¿En qué lugar, día y horario voy a hacer mi práctica de meditación semanal? 

Esta primera semana, la práctica consiste en realizar 2 veces los Ejercicios de Soltura, Relajación Tendido y a continuación el Ejercicio de Meditación Inicial. Es mejor si los practicas más días. También puedes en alguna ocasión practicar sólo la relajación y/o la meditación.

1. Ejercicio de soltura corporal

  • De pie, cuerpo suelto y relajado: sacudir y soltar manos, brazos y hombros.
  • Soltar cuello, hombros y pecho, soltar músculos del rostro.
  • Sacudir y soltar pies, piernas. Soltar tobillos rodillas, caderas, pelvis y cintura.
  • Soltar suavemente todo el cuerpo

2. Relajación corporal tendido

3. Meditación inicial "Sonidos, sensaciones y pensamientos"

Es una meditación inicial, con fines pedagógicos, para ir entrenando la capacidad de permanecer como testigo de lo que aparece en la conciencia. Para esto se hace una secuencia, en donde se presta atención a 3 tipos distintos de contenidos de la conciencia: sonidos, sensaciones y actividad mental. También puedo hacer esta meditación sin el audio, siguiendo las siguientes indicaciones:

  • 3 min: llevo la atención quietamente a los sonidos que aparecen.
  • 3 min: dirijo la atención tranquilamente a las sensaciones corporales que aparecen (cosquilleo, hormigueo, sudor, calor, relajación, tensión, roce de la piel con la ropa, la respiración, etc.)
  • 3 min: observo sin esfuerzo todo lo que aparece en la mente. (fantasías, imágenes visuales, juicios, recuerdos, etc.)
  • 3 min: llevo la atención a todo lo que aparece simultáneamente en la consciencia, con quietud, paz y tranquilidad.

Bitácora¿Qué días hice los Ejercicios de relajación y Meditación?  ¿Hice algún día los Ejercicios de Soltura?  ¿Qué he experimentado con los Ejercicios de Soltura, Relajación y Meditación?  

Sugerencia para la primera semana

Hacerme más consciente de mi estado subjetivo: mis sensaciones corporales, mis emociones y la actividad de la mente.

  • Atención al Cuerpo: el cuerpo está produciendo constantemente sensaciones, permanentemente cambiantes y múltiples. Algunas ocurren sin que nos demos cuenta de ellas, no obstante, si llevamos la atención al cuerpo, ellas aparecen en nuestra consciencia: relajación, tensión, pesadez, picazón, dolor, calor, presión, etc. Hay algunas sensaciones globales y holísticas (ej: cansancio, liviandad); hay otras focalizadas en alguna zona del cuerpo (ej: dolor de cuello). Hay otras que tienen connotación psicológica (ej: sensación de nerviosismo), y son las más importantes de hacer conscientes.
  • Consciencia a los pensamientos: podemos entender la mente como la capacidad humana de mapear la realidad a través de imágenes, tener representaciones simbólicas y hacer operaciones cognitivas de menor y mayor complejidad. En nuestro estado habitual de conciencia, la actividad mental es constante: imágenes, recuerdos, juicios, interpretaciones, anticipaciones, etc. Desde las tradiciones espirituales se considera que esta mente agitada, compulsiva y no observada es la fuente del sufrimiento humano. Por tanto, la capacidad de observarla y distanciarse de ella, es también el camino para liberarse de dicho sufrimiento.  
  • Conciencia de las emociones y sentimientos: nuestros estados de ánimo son habitualmente el resultado de lo que pensamos y de cómo interpretamos los hechos. De ahí la relevancia de hacer un trabajo de clarificación de los contenidos mentales y de la conexión mente-sentimiento-cuerpo. La meditación facilita descubrir un lugar interno – los maestros lo llaman conciencia – que permanece intocado, testigo, en paz y quietud.

“Cuando usted escucha un pensamiento,
usted es consciente no sólo del pensamiento,
sino de usted mismo como testigo de él.

Así, empieza a darse cuenta de esto:
está el pensamiento, y “estoy yo” observándolo.
Mientras oye al pensamiento
usted siente una presencia consciente.

Esta comprensión del “yo soy”,
esta sensación de su propia presencia,
no es un pensamiento,
surge de más allá de la mente.”

E. Tolle